Manual del FAN

 

MANUAL DEL FAN

 

1. Eres la Grada

Si le quitas hierro a cuestiones básicas como llegar con tiempo a los partidos, echar un cable en las necesidades de la Grada y de Primavera Blanca o venirte a los desplazamientos que hacemos… imagina lo que pasaría si todos piensan lo mismo que tú.

La Grada funciona porque todos arrimamos el hombro y porque lo hacemos juntos. Ser un Fan implica ciertos sacrificios. Si nunca te viene bien ayudar a tus compañeros, te da pereza viajar y lo de ir de blanco no lo terminas de pillar… ¡pintas más en el bar que con nosotros!

Esto de ser de la Grada no va solo de tener una buena actitud. Montaje y desmontaje de grada, ayuda en los tifos, presencia en los desplazamientos, función de abanderado o de animador… PUEDES AYUDAR de muchas formas ¡Habla con tu jefe de columna y demuestra que quieres hacer algo más que cantar!

 

2. Respeta siempre al equipo

En la Grada del Madrid jamás se hace el juego al enemigo. Los pitos a los nuestros durante cualquier partido, sea quien sea el jugador y se dé la circunstancia que se dé, son cosa de gente que no entiende que los Fans son parte de la victoria. Murmullos aquí tampoco, gracias.

 

3. Propuestas, bienvenidas sean

Mejorar el funcionamiento de la Grada es tarea de todos. Piensa nuevas canciones, garabatea de camino al trabajo posibles diseños para estandartes y banderas…

Tú sabes mejor que nosotros en qué eres bueno, así que emplea un pequeño porcentaje de tu potencial en dejar tu sello en la Grada de todos.

 

4. Puntualidad a la inglesa

“Es que no puedo llegar antes porque trabajo”. Sí, y también porque se está muy bien fuera tomando unas birras, que nos conocemos.

A todos nos gustan las previas, pero los partidos en la Grada comienzan en el calentamiento de nuestros jugadores, no a falta de cinco minutos.

Percances y cuestiones laborales podemos tener todos, pero no conviertas en una costumbre llegar tarde al Bernabéu. El equipo nos necesita a full desde que salta a calentar, sin discusión.

 

5. Una Grada BLANCA

No hay razón ni excusa para no vestir con el color del Madrid en la Grada del Madrid. Vengas de tu casa, del curro o de merendar en el Retiro… a animar al equipo se viene de blanco. En los partidos entre semana, si vienes de trabajar ¡llévala en una mochila y cámbiate! No cuesta nada.

 Afortunadamente, este déficit tradicional de la Grada del Madrid (la nula identificación con los colores del equipo) se ha quedado ya en la Prehistoria y ahora solo unos pocos frustrados discuten un acierto innegable.

 

 

6. ‘Un Fan sonriente para un clima diferente’

No es que este ripio sea una obra de arte, pero es funcional. ¡No cuesta nada ser amable con tus compañeros! Algunos de los que organizamos el sector de Primavera Blanca en la Grada somos tremendamente chupipandistas, y nos gusta ver las caras sonrientes a nuestros colegas. Y que nadie nos haga perder la sonrisa.

Sonreír no es obligatorio. Pero sí es obligatorio expresar tu disconformidad ante las indicaciones de tus compañeros con educación y respeto. Seguro que así logramos entendernos.

En la Grada es obligatorio atender con el mayor interés las críticas constructivas. Da por hecho que las tuyas también.

 

7. Cuida y haz cuidar el material de todos

Nuestras banderas, banderones, estandartes y cubregradas no crecen en el árbol mágico del material del fan. Nacen de la imaginación, el esfuerzo y el dinero de TODOS. Y así llegan a la Grada. No las trae la cigüeña de París.

Es tu obligación cuidar el material. Aunque está fenomenal que botemos todos como locos mientras cantamos el ‘descontrolado’, está más fenomenal todavía que no botemos sobre los palos de las banderas. No son de titanio, y tal. Cada bandera que se rompe es un dinero que nos quitamos para ayudar a los desplazamientos.

 

8. Playback no, gracias

Tenemos que sabernos las canciones de la Grada mejor que la tabla del 1, camarada. Si te baila alguna palabra pregunta a un compañero o mírate el cancionero, que para eso está, pero no hagas playback ni susurres para que no se note que te has perdido. ¡No va de eso! Va de sabérsela enterita y de que te oigan cantarla desde el Manzanares.

 

9. Sólo Real Madrid

Aunque esto no pasa en nuestra Grada, no está de más recordar que a la Grada Fans se viene a animar al Real Madrid. Y nada más.

Cada uno es muy libre de pensar como quiera y actuar en consecuencia. Pero aquí está prohibido instrumentalizar a nuestros compañeros de la Grada y el sentimiento madridista en favor de nuestras creencias.

No juzgamos las ideas políticas o los criterios sociales de ninguno. Gracias a eso nos hermana el madridismo. Mezclar Real Madrid y política es imposible en esta Grada. No te líes y no te dejes liar.

 

10. El cuarto de material no es tu armario

Cuando te toque montar o recoger la grada y bichees por el cuarto de material, asume que lo necesitamos ordenado y en perfecto estado de revista. No es de recibo que mientras unos lavan las banderas y pancartas en su casa, otros las maltratan.

Nada de entrar y dejar el material de cualquier forma y donde primero pilles, para que luego nos volvamos locos los demás separando banderas de banderones, o buscando pancartas, o cuerdas, o herramientas. Si no sabes dónde dejar las cosas, no te cortes, pregunta.

 

11. Lo obvio: animar mucho y hasta el final

A nadie se le ocurre en nuestra Grada sentarse un minuto durante el partido o sacarse una bolsa pipas Facundo. Pero bueno, lo dejamos aquí por si alguien se despista: De pie, a desgañitarse, y a animar al equipo hasta que el último jugador haya abandonado el campo.

Las canciones de la Grada no las interrumpen los ataques del contrario sobre el terreno de juego. Sin discusión.

 

12. Objetivo: #OtroBernabéuEsPosible

Es el gran reto y la razón por la que Primavera Blanca entró en la Grada cuando el Real Madrid pidió colaboración a los madridistas activos.

Nuestro compromiso con este proyecto se fundamenta en conseguir que el Santiago Bernabéu se contagie del ambiente de la Grada y que empuje al equipo como nosotros hacemos.

El Bernabéu se está volviendo un campo más volcado con el equipo. La comunión entre el Bernabéu, la Grada y su equipo ha sido clave en los grandes éxitos que hemos cosechado juntos en las dos últimas temporadas y estamos encantadísimos.

#UnidosSomosImbatibles y seguiremos peleando por un Bernabéu aún más fuerte.