COMUNICADO Nº 1 – 15.12.2012

 

 

Asunto:

Discurso del Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el 15 de diciembre de 2012 en el acto de imposición de insignias a los socios.

Además de felicitar, como hacemos, a los socios objeto de homenaje, entre ellos varios miembros de nuestra asociación, deberíamos felicitarnos porque en el discurso que hizo hoy nuestro Presidente anida el mensaje mismo de PRIMAVERA BLANCA.  Cuando advierte que el Madrid ha llegado a donde ha llegado porque “tenemos el orgullo de querer dirigir nosotros nuestro destino está señalando los dos pilares que sustentan la grandeza del Real Madrid, que coinciden con la reivindicación esculpida en el nombre de nuestra Asociación: Orgullo e Independencia.

El Presidente pone el Orgullo como causa y la Victoria como condición de la Independencia. Así lo hace cuando, con respeto a la pluralidad de todo orden que desde su origen fue seña de identidad del Madrid, reclama “la unidad institucional imprescindible para alcanzar la victoria y seguir siendo independientes. Deberíamos felicitarnos de la feliz coincidencia con los propósitos fundacionales de PRIMAVERA BLANCA publicados hace sólo unos días.

Pero nuestra misión, como asociación de los madridistas orgullosos, no es la complacencia. Estamos obligados a preguntarnos por qué lo más significativo del mensaje del Presidente es, precisamente, que se tenga que recordar lo obvio. Qué estamos haciendo mal, como club y como afición, para haber permitido que se llegara a una situación en la que la obviedad es revolucionaria.

La debilidad del Club frente a los medios ha permitido que la presión que ejercían se multiplicara exponencialmente. El Presidente tenía que haber intervenido mucho antes para desactivar una situación que cebaba la bomba de la autodestrucción del proyecto deportivo del Club. Y no hacían falta discursos: Bernabéu desactivaba estas situaciones con un gesto. Justo es reconocer que Florentino tiene todo mucho más complicado. La dimensión económica de los intereses en juego no tiene nada que ver, y las maniobras y presiones son directamente proporcionales a ella. Pero un gesto ante los medios y un discurso en el vestuario obraban milagros entonces y los seguirían obrando ahora, si provinieran de una actitud decidida.

A este respecto, es dudoso que el Presidente acierte al dar por descontada “la entrega” a una plantilla que tiene demostrados, en eso coincidimos, “la capacidad y el talento para lograr todos los desafíos”. De ninguna manera nosotros se la negamospero, mucho más que los socios y la afición, el colectivo de los jugadores debe ser el principal destinatario del mensaje de “unidad imprescindible para alcanzar la victoria”.  El fundamento de la unidad en una tropa de combate -y un equipo de fútbol es la sublimación de una tropa de combate- es el respeto absoluto de la línea de mando. Es responsabilidad del Club recordar, si es que alguien lo hubiera olvidado, que la falta de entrega y compromiso con la camiseta blanca (lo que incluye minar la unidad de acción del equipo) no tiene indulto en el Madrid, como no lo tienen los puentes con el Club que cortocircuiten la libertad de acción del entrenador. No queremos que nuestros jugadores juren por el escudo, tan sólo que defiendan la camiseta con la máxima profesionalidad e integridad. Así tendrán siempre el respaldo y el cariño de la afición, que el arraigo del color blanco en los sentimientos ya lo ponemos los madridistas.

El deterioro producido en el proyecto deportivo por la situación que hoy enfrentaba nuestro Presidente “desde el cariño y el respeto” es de tal magnitud que le recuerda “experiencias tristes que nos han obligado a hacer frente a quienes pensaban que podían manipular la vida de este Club”. El afán de decidida defensa, precisamente, que ha desatado la euforia entre los madridistas orgullosos de todas partes del mundo por el nacimiento de esta Asociación.

Imagen 2
Y desde el cariño y el respeto, no protocolarios sino sinceros, tenemos que decir a nuestro Presidente que PRIMAVERA BLANCA comprende su lenguaje y la posición institucional del Club, pero discrepa de ella. Respeto no se le tiene a quien lo pierde para uno mismo. Y no se puede sentir cariño, ni siquiera respeto, por medios de comunicación que se solidarizan abiertamente con manifestaciones de sus redactores que, como ha dicho a continuación el Presidente, atentan contra la dignidad del máximo responsable deportivo del Real Madrid.

En el camino que va de las afirmaciones a los hechos, si nuestro entrenador, por mantener el nivel de exigencia -propia y a la plantilla- que demanda la camiseta blanca “ha tenido que soportar ataques y descalificaciones desproporcionadas e injustas, y algunas de ellas que afectan a la dignidad de la persona”, no nos parece coherente que los medios que han protagonizado esa injusticia y atentan contra los derechos de la persona vean alimentada por el Club su estrategia de ventas.

PRIMAVERA BLANCA se posiciona a favor de que, con estricto y escrupuloso respeto a la libertad de información, desde el Club se niegue el trato amistoso a medios de comunicación hostiles. La pérdida del trato amistoso por parte del Real Madrid debe incluir la del uso del patrimonio de los socios, del que forma parte la marca Real Madrid, como instrumento comercial por esos medios hostiles. Por ser más concretos, nos referimos a los distintos productos promocionales que ofrecen habitualmente los diarios deportivos.

Destacar finalmente, para solaz de madridistas, el espectáculo que ofrecían esta mañana las redes sociales. Ver a los popes de la rabia mediática antimadridista rasgándose las vestiduras al asumir que, para nuestro Presidente, Mourinho es la consecuencia del nivel de exigencia de un Madrid que “aspira a ganar todos los desafíos”, significa que el discurso de hoy nos pone en el buen camino. Pero que el portero mande el balón a la zona despejada de presión es sólo el principio de la jugada. Para hacer el gol hay que desarrollar bien todo lo que sigue. Si es para ganar el partido, el Club puede dar por descontada la máxima lealtad y la mejor disposición de PRIMAVERA BLANCA, Asociación por el Orgullo y la Independencia del Real Madrid.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario