Las voces de la campaña

afoto 2

Por @MariaRLosada, @DiosaMaracana y @anamerengona
.

Desde la creación de Primavera Blanca, en diciembre de 2012, nos propusimos aunar esfuerzos para reclamar al Real Madrid C.F. que medios de comunicación hostiles, como AS y Marca, cesaran en la comercialización de nuestros símbolos madridistas, patrimonio exclusivo de los socios. Seis meses después, en la cena de la Asociación con parte de sus miembros, lanzamos la campaña de recogida de firmas, bajo el lema “Las manos de la prensa fuera del Madrid”. Muy largo ha sido el camino recorrido desde aquel cálido 15 de junio, cuando presentábamos en sociedad una iniciativa que hoy rematamos con orgullo. Mucho lo experimentado; mucho, sin duda, lo evolucionado. El pasado 4 de octubre, hacíamos entrega formal al Club de las 3.433 firmas de socios del Real Madrid que se quisieron unir a Primavera Blanca en contra de las promociones de los citados medios madrileños.

3.433 firmas y miles de voces. Voces de todos los tonos, timbres e intensidades imaginables, pero de un solo color: el blanco. Son las voces de los protagonistas, de todos los que han hecho posible el éxito de nuestra campaña. Estas líneas no quieren olvidarse de ninguna de esas voces o, mejor dicho, de ninguno de esos sacos llenos de voces. Hay un primer saco en el que se pueden oír las de quienes han trabajado a destajo en esta iniciativa, y también las de quienes, haciéndola suya, han colaborado con ahínco en su difusión. Son los organizadores, ‘novatos’ en estas lides pero que fueron aprendiendo de la misma experiencia. Los donantes componen el segundo, el de las voces más generosas. Más de 180 personas que, en tiempos tan duros como los que corren, han querido aportar su granito de arena para financiarnos. La campaña habría sido inviable sin su ayuda. Entusiastas. Así podemos calificar las voces de nuestros voluntarios, de nuestro tercer saco. Cerca de 70 madridistas, en mayúsculas, que nos han regalado su ilusión y su tiempo, que han pasado calor y sufrido la lluvia para sumar una firma más. Y, ¿cómo dejarnos a los socios? Los verdaderos valedores de la campaña, y cuya rúbrica da sentido a nuestra petición. El saco de voces que hemos atado bien fuerte y plantado en el Bernabéu para culminar la primera de muchas accionesprimaveras.

Los organizadores: el valor de la experiencia

Entre la primera recogida de firmas -22 de agosto, Trofeo Santiago Bernabéu- y la última -28 de septiembre, derbi ante el Atlético de Madrid- ha pasado poco más de un mes, aunque a buen seguro que los implicados en su organización sienten que lo aprendido en este corto período de tiempo serviría para aprobar un posgrado en la materia. Con la experiencia del primer día, las ‘torpezas’ propias de todo arranque desaparecieron para dar paso a todo un modus operandi profesionalizado. Todo el dispositivo se fue optimizando, desde la distribución y ubicación estratégica de los voluntarios hasta la colocación de las pancartas en el estadio, pasando por el qué decir para captar el interés de los socios. “Al principio íbamos en parejas, sin zona atribuida. Nos dimos cuenta de que había que crear grupos de 4 ó 5 voluntarios y tener zonas de captación previamente establecidas”, cuenta uno de los responsables. “El primer día todos hacían todo, pero te volvías loco entre las tabletas de firmas, las pegatinas y los folletos. Luego cambiamos. En la tercera recogida decidimos que los que entregasen folletos permanecieran en un lugar fijo e identificados con un chaleco lleno de pegatinas de PB, y que los que recogieran firmas orbitaran a su alrededor. Fue un éxito”, añade. Otra de las voces de este saco, seguramente cansada de ‘pelearse’ a cascarazos de pipa en el Fondo Norte, descubrió para el bien común que “el mejor sitio para recoger firmas en el Fondo Norte es por el parque que hay al lado del bar Esparza”.

Se aprendió mucho de la actitud reacia de algunos de los socios a firmar nuestra petición, para lo cual a alguien se le ocurrió uniformar el discurso en torno a un argumentario tras la primera jornada, en el Trofeo Santiago Bernabéu: “Creo que ganaremos mucho si damos un ‘protocolo’ de actuación a los voluntarios, para saber reaccionar”, justificaba el ‘ideólogo’. Un éxito logrado a base de ‘noes’ automatizados y miradas recelosas de quienes se negaban en firmar o dudaban; y de ‘síes’, aquellas frases que convencían a los socios a estampar su rúbrica.

La colocación de las pancartas en el Bernabéu se optimizó con el paso de las jornadas de recogida. El principal problema, cuentan, era que “los que ponían las pancartas tenían que estar antes en el estadio, y eso nos restaba efectivos en la recogida. Nos lo solucionó ‘La Clásica’, una de las peñas más activas, que nos ofreció refuerzos para colocarlas en nuestro lugar. En la cuarta jornada hasta repartieron folletos dentro del estadio”. Así, desde la tercera jornada, la del día del Getafe, fue esta peña madridista la que echó una mano a nuestros organizadores. También lo hicieron los Ultras Sur desde el segundo día, el del Athletic, convirtiendo el eslogan de nuestra campaña, “las manos de la prensa, fuera del Madrid”, en un cántico que retumbaría en el Santiago Bernabéu en los partidos sucesivos. Voces que, seguro, seguirán sonando en el futuro.

Audio cantico “Las manos de la prensa fuera del Madrid”.

Especialmente memorable es el ‘Tifo Virtual’ en Twitter. Recogiendo la emotiva experiencia ocurrida cuando nos despedimos de nuestro @Van_Palomaain, miles de tuiteros madridistas cambiaron su avatar, para estar virtualmente en la Asamblea de Socios del Real Madrid. Lo lanzó nuestro ‘community manager’ el 21 de septiembre y el día 22, a la hora de la Asamblea, era imposible distinguir a nadie: Los TL se habían cubierto con la imagen del folleto que esa tarde, en que coincidieron la tercera acción de recogida de firmas y la celebración de la Asamblea de socios del Real Madrid, repartíamos en el Bernabéu.“Aunque acordamos que, desde las 18.00 del sábado, todos los que apoyaran la campaña se pusieran el mismo avatar, pero la gente lo estaba haciendo ya desde por la mañana. Twitter celebró eufóricamente el reconocimiento de Florentino Pérez a Primavera Blanca en la Asamblea”, explica otro de los organizadores “Twitter fue, sin duda, un poderoso instrumento a lo largo de la campaña. Qué decir del TT mundial del hashtag #LasManosDeLaPrensaFueraDelMadrid! que ocurrió ese mismo día!”

Pero el éxito de la campaña comenzó a fraguarse con anterioridad. En el mes de agosto El Minuto 7 entrevistó a Guillermo Estévez, miembro de nuestra Junta, al respecto de la iniciativa. Ángel del Riego sentaba, con argumentos sólidos, las bases de la acción en contra de Marca y As en un genial artículo en la web de Primavera Blanca: Mirando hacia atrás con ira. Bernabéu Digital entrevistaba a Manuel Matamoros en dos deliciosos ‘Gin-Tonics’ (1 y 2). La difusión de la campaña se dinamizó por medio de numerosas plataformas afines a la iniciativa. Desde finales de agosto, El Radio de Richard Dees creaba y difundía cada día las cuñas; Madridismo Subversivo, El Contragolpe y El Debate Blanco aderezaban con ellas sus podcasts; posteriormente se fueron añadiendo nuevos podcast, como La Última Línea de Defensa, o el de nuestros amigos americanos de Fuerza Merengue. Y Gesioh, siempre al pie del cañón, dibujaba excelencia una vez más en aquella viñeta que se difundió a principios de septiembre. El vídeo previo al derbi publicado en Primavera Blanca, obra de Brus El Vikingo y la colaboración de Luis Calles, puso la nota final al ‘bombardeo’ cibernético sobre nuestra campaña.

Cuña de Primavera Blanca en “El Radio”.

afoto 3

Los donantes: “¡Eso lo he pagado yo!”

“¡Gracias a vosotros por lo que estáis haciendo! Ojalá pudiese donar más, pero en estos momentos, y sin trabajo… por lo menos quería aportar mi granito de arena”; Si pudiera donar más, donaría más, pero estoy en paro”. Con palabras así, sobran las explicaciones. Desde que comenzamos a recibir donaciones, allá por el mes de junio, han sido 184 personas las que han confiado una parte de su dinero a Primavera Blanca para la adquisición de todo el material empleado en la campaña. En algunos casos, como en los de las voces arriba reflejadas, hemos recibido pequeñas cantidades; en otros, donaciones más importantes. Pero en los 184 casos hemos acogido el esfuerzo de estas personas con la misma sonrisa de gratitud. Sin el sacrificio de todos no habría sido viable financiar la campaña, por lo que valoramos de igual forma cinco euros que ciento cincuenta. Además de las donaciones económicas, Primavera Blanca recibió también un generoso donativo en forma de sellos postales, que estaremos más que encantados de amortizar cuando enviemos a nuestros socios donantes sus carnés primaveros.

España, Francia, Irlanda, México, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Estados Unidos. La universalidad del Real Madrid no la discutimos, pero sí desconocíamos que Primavera Blanca recibiría donaciones procedentes de todos estos países. Madridistas de distintos rincones del mundo han querido contribuir al éxito de nuestra iniciativa: “Es un placer colaborar. Como ahora resido lejos de España, sólo puedo hacerlo a través del donativo económico y de expandir el mensaje de Primavera Blanca fuera para que se pueda entender la situación desde el extranjero”. Esta voz, que suena desde Chicago, es sólo una de las tantas que nos han ido llegando a lo largo de estos meses.

De muy lejos es también el simpático kuwaití que se fotografió en el Bernabéu con una de nuestras bufandas, y que no dudó en llevársela a casa abonando por ella una cantidad superior a su valor: “El resto, para Primavera Blanca”, dijo a uno de los voluntarios. No pudo firmar, pero sí hizo su aportación a nuestra causa. También su padre, que aunque no podía estar allí, quiso que su rostro también apareciera en la instantánea (por videoconferencia) para subirse al podio de las anécdotas más curiosas de la campaña.

Y es que, sí, las voces de nuestros donantes existen, y cada una de ellas corresponde a un nombre y a un apellido. Si no, que se lo digan a todos los tuiteros que saltaron a corroborarlo cuando cierto periodista deportivo trató inútilmente de poner en duda la honorabilidad de nuestra financiación en aquel episodio vergonzoso. También a través de Twitter han mostrado, muchos de nuestros donantes, su orgullo al haber contribuido: “¡Eso lo he pagado yo!”, compartía entusiasmado un tuitero cuando nos hicimos con las pegatinasprimaveras.

afoto 1

Los voluntarios: voces implicadas

Los 70 voluntarios que se han sumado a los organizadores para acometer la campaña de recogida representan la esencia de esta asociación. Son voces, éstas, entusiastas y comprometidas. Algunas de ellas nos han acompañado desde el primer hasta el último día, como es el caso de Mr Hyde, que lleva colaborando activamente con nosotros desde la primera reunión abierta de Primavera Blanca, que tuvimos en marzo. Son voces perfeccionistas e incansables: Al principio cuesta dirigirse a extraños, pero a medida que uno se decide, acaba por hacerse fácil”, comenta uno de nuestros voluntarios.

La perseverancia también es un rasgo distintivo de los nuestros. El ejemplo lo pone uno de los más jóvenes, Willy, de tan solo 18 añitos: “Hubo un señor que decía que tenía algo de prisa, así que lo fui acompañando un rato por el lateral del estadio hasta su puerta para contarle bien qué intentábamos conseguir, y finalmente le convencí y decidió firmar. Salvo que nos digan desde el principio que la prensa trata bien al Madrid, hay que intentar convencerles aunque pueda parecer complicado”. Más joven todavía es Jaime (11 primaveras), que se las ingenió para repartir nada menos que tres paquetes de folletos. Ambos aportaron su granito de arena el día del Athletic, segunda jornada de recogida, una mañana de lo más “familiar”.

Padres, madres, tíos, hijos y sobrinos colaborando en la recogida de firmas, en el reparto de folletos y pegatinas, e incluso en la colocación de las pancartas, como es el caso de Dani Esparza y su hijo pequeño: “Hubo gente alrededor que me ayudó, pero estaba complicado y había poco tiempo. Para el derbi se entra pronto a poner las pancartas y así quedarán mejor seguro”, comenta este voluntario, que se las vio tiesas para desplegar la pancarta que se le asignó. Sonia Ruano y su hijo Paul Christian también quisieron poner la nota familiar en la segunda jornada, y además repitieron ante el Atlético de Madrid. En el derbi debutaron Eva y su chico Juanfran, que combatieron los nervios de la ‘primera vez’ ensayando en el metro posibles interacciones con un firmante potencial, ante las miradas extrañadas de los viajeros.

“El comienzo de la recogida fue duro, sin duda, los primeros 20 minutos creo que sólo conseguí tres firmas. La cosa fue mejorando cuando una familia de socios vino hasta mí a firmar sin yo haberles dicho nada y a preguntar cómo iba la jornada. Es bueno saber que nos conocen. Tengo dos anécdotas: una de un socio que estaba indeciso sobre si firmar o no, y cuando vi que subió el brazo con el Marca en la mano pensé ‘menuda me va a soltar’, pero para mi asombro cogió el boli y firmó. La segunda es de un socio de Sevilla a quien, al explicarle la causa, firmó sin dudarlo, agradeciéndome lo que hacemos y diciéndome que él en Sevilla tiene que estar constantemente aguantando un bombardeo antimadridista”.

Uno de los resultados más conmovedores de esta campaña es, quizás, la gran relación que ha surgido entre los voluntarios, que han compartido momentos muy especiales juntos a lo largo de estos días. Es el caso de aquellos que no entraban al Bernabéu después de la recogida y se reunían en un mismo lugar para ver el partido. Puede decirse que ‘La Cama’, sede social de Primavera Blanca, es desde ya un punto fijo de reunión, en día de partido, de muchos de nuestros voluntarios. Algunos de ellos pueden incluso llamarse amigos. Como Iván del Monte, un voluntario que se desplazó desde Cáceres para colaborar y acabó como “compañero inseparable” de Antonio Hernández de Diego, otro de los nuestros.

Al igual que Iván, son muchos los simpatizantes con nuestra iniciativa que residen fuera de Madrid, y la mayoría de ellos no han podido ayudar in situ. Pero no han sido pocos los que nos han mostrado su interés para ayudar de otras formas. Ellos también engloban las voces de nuestros voluntarios: Donde vivo yo tenemos una peña madridista y quisiera, si es posible, que me mandasen algunos de los panfletos que se están entregando en el Bernabéu para entregarlos en la peña y así poder conseguir más apoyo”.

Los socios: las voces esenciales

“Estos de Primavera Blanca están por todas partes”, “se lo están currando con el tema de la prensa”. Las voces más importantes, y también las más heterogéneas. De todos los socios indagados, tanto de los que firmaron como de los que no, se ha aprendido mucho a lo largo de esta campaña, y todos ellos sin excepción componen nuestro cuarto saco. Llama la atención la gran diferencia de opiniones y actitudes, traducidas en disparidad de resultados en la recogida global, entre el Fondo Norte y el Fondo Sur del Santiago Bernabéu: En el Fondo Sur se conseguían muchas más firmas porque se reúnen muchos socios y la mayoría son favorables a firmar”, cuenta uno de los voluntarios.

“En la esquina del Bernabéu, el trajín de personas era grande. Otro compañero del grupo estuvo en la acera opuesta de Concha Espina, en la zona del Rodilla. Me comentó que hay menos ajetreo, pues el ambiente es más de cerveza y hacer una previa con los amigos, y por tanto, es más fácil abordar a los socios. Tenía mucho éxito la pregunta ‘¿Cómo le parece que la prensa trata al Real Madrid?’, sobre todo porque la pregunta de si se es socio o no, hecha por un desconocido, genera algo de desconfianza”.

Entre los socios que apoyaron con su rúbrica nuestra iniciativa destacan los que conocían, y no fueron pocos, Primavera Blanca. Muchos madridistas buscaban por los alrededores del estadio a nuestros responsables para contribuir: “¡Por fin os encontramos, mi hermano y yo firmamos!”. Estos dos hermanos (@michelrodrigom y @minas133), que colaboraron con nosotros el tercer día de recogidas, nos pidieron incluso hojas de firmas para repartir en su entorno. Pero no fueron los únicos socios firmantes que se convirtieron en voluntarios: He sacado una hoja de vuestra página web y estoy recogiendo firmas de conocidos que son socios del Real Madrid; cuando tenga alguna más que me falta os la enviaré. Quisiera que, por favor, me informéis si se pueden recoger firmas dentro del estadio”.

Y es que fueron muchos los que se mostraban tan acordes con nuestro ideario que pedían a nuestros voluntarios y organizadores hojas de firmas y folletos para repartirlos en los autobuses de sus peñas, dentro del Bernabéu o en los bares cercanos al estadio. Especialmente significativo es el caso de los muchos socios de Cataluña que buscaban a miembros de Primavera Blanca para contribuir: “Hemos dado la vuelta al campo buscando a gente de PB. Tenemos que seguir luchando por el Madrid, nosotros lo haremos desde territorio hostil”, contaron a un voluntario un grupo de madridistas catalanes. Muchas de las rúbricas nos llegaron por correo postal, de socios del Club que, estando fuera de Madrid, quisieron apoyar nuestra campaña mandando sus firmas y las de su entorno. Sus cartas nos subieron la moral a los que estábamos aquí. Muchos son socios y no abonados. Tomamos nota de esto.

afoto 4

No podemos olvidarnos del nutrido grupo de madridistas que nos manifestaban su decepción por no poder firmar nuestra petición, al no ser socios del Real Madrid: “¡A ver si en la próxima campaña los carnés madridistas pueden firmar!”. Son palabras de un grupo de jóvenes que, en el Trofeo Santiago Bernabéu, nos animaron a emprender acciones que pudieran contar con la participación de los carnés madridistas.

Las otras voces, las de quienes no quisieron sumarse a nuestra campaña, también tienen sus matices. Por un lado, encontramos aquellos que se sentían identificados con nuestra iniciativa, pero preferían mantenerse al margen: “Mira, bonita, estoy de acuerdo en todo, la prensa es lo peor que le puede pasar al Madrid, pero no me meto en esos fregaos”, dijo un socio el día del Getafe. Tampoco faltaron los “¡pero si As es madridista!” y los “da igual que hablen mal, el caso es que hablen, eso vende”. En general, muchos de nuestros voluntarios concuerdan en que, entre los más reacios a prestar su firma, existía la tendencia a pensar que nos habían “comido la cabeza”, o que no les interesaba ir en contra de Marca y As porque “compran sus productos”.

“En la primera recogida de firmas de mi vida estuve en la puerta 0, lugar complicado, acceso de mucho invitado y extranjero. Pude darme cuenta de lo variopintos que somos los socios, hablaron y contestaron bien, aunque no todos firmaron. Educación ante todo. ‘Buenos días, es Vd. Socio? Tiene 30 segundos?’ Breve explicación enseñando el folleto y firma del socio que está de acuerdo y no tiene la menor duda; el indeciso que tiene miedo o duda de poner su firma en un papel y contesta que después del partido; muchísimos que no pueden pararse porque han quedado con alguien y van justos de tiempo; el que se niega a firmar; y el más sorprendente de todos: el que me dijo que no firmaba porque “colecciona las promociones”. En aquel momento sí pensé que lo que estaba haciendo era muy difícil. Saqué un cigarrillo y me tomé el tiempo que tardé en consumirlo para volver a la realidad de por qué y para qué estoy aquí”.

Seguro que, pese a las dudas iniciales, esta voluntaria de Primavera Blanca terminó recordando a la perfección por qué y para qué estaba allí: ni más ni menos que para defender los intereses del Real Madrid. Esta acción, cuyos efectos están arrojando esbozos esperanzadores de cambios con remarcable premura, es sólo la primera de muchas. Nuestra asociación no deja de recibir nuevas solicitudes de inscripción, nuevos apoyos y, sobre todo, no deja de recibir la ilusión y el compromiso de muchas voces dispuestas a gritar bien alto por el bien del Real Madrid.

Desde Primavera Blanca, seguiremos escuchando y acogiendo a todas esas voces, silenciadas durante ya demasiado tiempo; seguiremos proponiendo acciones destinadas a ayudar a este club, como algunas de las expresadas en nuestro Comunicado nro. 16. Seguiremos, en definitiva, luchando por “el Orgullo y la Independencia del Real Madrid”; nuestra razón de ser.
.