Nota de la Junta directiva sobre la difamación a Manuel Matamoros

1.-.

Ante la necesidad de disponer de un lugar de referencia en las cercanías del Estadio Santiago Bernabéu y del parque donde los miembros de la Grada FANS RMCF se reúnen en las previas de los partidos, la Junta Directiva de Primavera Blanca eligió un establecimiento, el Bet Bar de Codere, que reunía condiciones idóneas para dicha finalidad.

 

Primavera Blanca ha acordado con la empresa propietaria distintas promociones y descuentos para sus socios, de los que sois debidamente informados por los medios habituales. Todo siempre en favor de la ventaja de saber que para cualquier cuestión hay un lugar donde localizar a miembros de la Junta Directiva, por supuesto sin perjuicio de la libertad de cada uno para elegir donde acudir.

 

 

2.-

En la noche de ayer, el abogado y miembro de Ultras Sur Hugo Rodríguez de Dompablo, publicó un tuit en el que supeditaba la decisión de Primavera Blanca al interés económico del vocal de la Junta Directiva, Manuel Matamoros. Esta falsedad fue inmediatamente difundida por otros sujetos cuyos comportamientos en Twitter sólo pueden calificarse de delictivos.

 

3.-

Al contrario de lo que dicen los difamadores, y propagan todos aquellos que les dan sustento, la decisión de la Junta Directiva afectaba de alguna forma a Manuel Matamoros, como así nos lo informó, debido a que la empresa propietaria del local es la competencia de una multinacional a la que presta sus servicios profesionales como abogado. No obstante, dado que su cliente no dispone de ningún local en las proximidades, no puso ningún inconveniente en participar en la ejecución de lo acordado por la Junta, facilitando una vez más desinteresadamente, en beneficio de Primavera Blanca y de sus socios, las relaciones personales y profesionales establecidas a lo largo de casi cuarenta años de ejercicio profesional.

 

Quizá porque para ellos el interés personal está por encima de cualquier cosa, es imposible que determinado tipo de sujetos llegue a entender que se puede dedicar toda la ilusión y el entusiasmo a la consecución de una causa noble sin otra retribución que la alegría de conseguir que la causa triunfe.

 

Afortunadamente somos todo lo contrario que ellos. En esa actitud han estado, estamos y estarán todos los directivos de Primavera Blanca vinculados decisivamente al triunfo de la Grada de Animación del Real Madrid. Seguiremos dedicando nuestros esfuerzos, con mayor o menor acierto pero siempre con ilusión y desinterés personal, para hacer grande la Grada del Madrid frente a la hostilidad declarada por un colectivo violento que, continuamente, nos amenaza con nuevos actos delictivos para intentar imponer su sinrazón y coartar nuestra libertad.

 

Especial mención nos merece Manuel Matamoros, quien, sin pedir nunca nada a cambio y con verdadero altruismo por lo que él considera lo mejor para el Real Madrid, ha destacado por la generosidad con que ha derrochado su tiempo y su dinero. En todo este tiempo ha tenido que aguantar, y todavía hoy soporta, todo tipo de difamaciones, amenazas, calumnias sin que nunca se haya aportado ninguna prueba alguna de las falsedades que, gente que sólo merece el calificativo de escoria social, le atribuye. El Madrid tampoco se merece tener esa clase de escoria como socios. A título personal, Manuel Matamoros ha presentado hoy una denuncia contra los difamadores ante la Comisión de Disciplina Social del Real Madrid. Puedes leer el texto de la denuncia íntegramente en este enlace. Primavera Blanca como Peña oficialmente reconocida por el Real Madrid respalda absolutamente el contenido de la denuncia. Cada vez que difaman, amenazan o agreden a un compañero de la Grada, todos los compañeros de la Grada somos los ofendidos.

 

4.-

Hace casi tres años Primavera Blanca decidió apoyar la creación de la Grada de Animación. En todo este tiempo hemos venido padeciendo todo tipo de vejaciones, insultos, coacciones, amenazas e incluso agresiones físicas a socios y miembros de la Junta Directiva.

 

¡Basta ya! Estamos hartos de difamaciones. Como hemos dicho otras veces, no podemos impedir que nos difamen detrás de un pasamontañas o escondidos en una cuenta anónima de Twitter, pero a la cara no nos dejamos difamar. Todo aquél del que averigüemos la identidad responderá de sus infamias ante todas las instancias en que sea posible reclamarle su responsabilidad personal.